La zapatilla de Máximo Thomsen: una marca en el corazón de los papás de Fernando Báez Sosa

La pericia scopométrica determinó que fue la que impactó en el rostro de la víctima. Además, varios testigos lo señalaron como el líder de la patota.El rugbier, que fue condenado a perpetua, señaló al remero Pablo Ventura, quien ni siquiera había estado en Villa Gesell, como el dueño de ese calzado.La pericia scopométrica determinó que fue la que impactó en el rostro de la víctima. Además, varios testigos lo señalaron como el líder de la patota.El rugbier, que fue condenado a perpetua, señaló al remero Pablo Ventura, quien ni siquiera había estado en Villa Gesell, como el dueño de ese calzado.

Previous post Nueva encuesta del consultor más crítico de Javier Milei: lo pone abajo de dos kirchneristas
Next post Allanan oficinas el Parlamento Europeo por «sospechas de interferencia rusa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *